“La Espiritualidad parecería estar alejada de la Ciencia”

Madre Teresa de Calcuta:

Pisadas en la arena

Anoche tuve un sueño, soñé que estaba caminando en la playa con el Señor, y a través del cielo pasaban escenas de mi vida. Por cada escena que pasaba, percibí que pasaban dos pares de pisadas en la arena. Una era la mía y la otra del Señor. Cuando la última escena de mi vida pasó delante nuestro miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena, y noté que muchas veces en el camino de mi vida había un sólo par de pisadas en la arena. Noté también que esto sucedía en los momentos más difíciles y angustiosos de mi vivir.

Esto realmente me perturbó, y pregunté al Señor, tú me dijiste cuando yo resolví seguirte que andarías siempre conmigo, todo el camino, y sin embargo ví que en los peores momentos de mi vida, había un sólo par de pisadas. No comprendo por qué me abandonaste, Señor, cuando yo más te necesitaba…y el Señor me respondió: Mi querido hijo, yo te amo, y jamás te dejaría en los momentos de sufrimiento. Cuando viste en la arena, sólo un par de pisadas, fue justamente allí cuando yo te cargué en mis brazos.

Cual es?

El día mas bello? Hoy
La cosa más fácil? Equivocarse
El obstáculo mas grande? El miedo
El error mayor? Abandonarse
La raíz de todos los males? El egoísmo
La distracción más bella? El trabajo
La peor derrota? El desaliento
Los mejores profesores? Los niños
La primera necesidad? Comunicarse
Lo que hace más feliz? Ser útil a los demás
El misterio más grande? La muerte
El peor defecto? El mal humor
La persona más peligrosa? La mentirosa
El resentimiento más ruín? El rencor
El regalo más bello? El perdón
Lo más imprescindible? El hogar
La ruta más rápida? El camino correcto
La sensación mas grata? La Paz interior
El resguardo más seguro? La sonrisa
El mejor remedio? El optimismo
La mayor satisfacción? El deber cumplido
La fuerza más potente? La Fe
Las personas más necesarias? Los padres
La cosa más bella de todas? El Amor.

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida

San Francisco de Asís (1182 – 1226)

” Oración Sencilla ”

Oh Señor, haz de mi un instrumento de tu paz:

Donde hay odio, que yo lleve amor.
Donde hay ofensa, que yo lleve perdón.
Donde hay discordia, que yo lleve unión.
Donde hay duda, que yo lleve fe.
Donde hay error, que yo lleve verdad.
Donde hay desesperación, que yo lleve esperanza.
Donde hay tristeza, que yo lleve alegría.
Donde están las tinieblas, que yo lleve la Luz.

Oh Maestro, haced que yo no busque tanto:
Ser consolado, sino consolar.
Ser comprendido, sino comprender.
Ser amado, sino amar.

Porque:
Es dando, que se recibe;
Perdonando, que se es perdonado;
Muriendo, que se resucita a la Vida Eterna.

Cántico del Hermano Sol o Alabanzas de las Criaturas

Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor,
tuyas son la alabanza, la gloria y el honor;
tan sólo tú eres digno de toda bendición,
y nunca es digno el hombre de hacer de ti mención.

Loado seas por toda criatura, mi Señor,
y en especial loado por el hermano sol,
que alumbra, y abre el día, y es bello en su esplendor,
y lleva por los cielos noticia de su autor.

Y por la hermana luna, de blanca luz menor,
y las estrellas claras, que tu poder creó,
tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son,
y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor!

Y por la hermana agua, preciosa en su candor,
que es útil, casta, humilde: ¡loado, mi Señor!
Por el hermano fuego, que alumbra al irse el sol,
y es fuerte, hermoso, alegre: ¡loado mi Señor!

Y por la hermana tierra, que es toda bendición,
la hermana madre tierra, que da en toda ocasión
las hierbas y los frutos y flores de color,
y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor!

Y por los que perdonan y aguantan por tu amor
los males corporales y la tribulación:
¡felices los que sufren en paz con el dolor,
porque les llega el tiempo de la consolación!

Y por la hermana muerte: ¡loado, mi Señor!
Ningún viviente escapa de su persecución;
¡ay si en pecado grave sorprende al pecador!
¡Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios!

¡No probarán la muerte de la condenación!
Servidle con ternura y humilde corazón.
Agradeced sus dones, cantad su creación.
Las criaturas todas, load a mi Señor.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s