“Reflexiones científicas:Cuestionando la ciencia Oficial:Parte1”

La ciencia de la totalidad

Inauguramos esta sección de la mano de Fernando Narayana, al que expresamente felicitamos por sus aportaciones a la construcción del nuevo Modelo Científico del Siglo XXI, así como en el marco de la reflexión del nuevo discurso del método Exocientífico.

Publicamos, seguidamente sus reflexiones, en el marco de esta nueva iniciativa, y desde este Team, le dedicamos nuestra más calurosa bienvenida.

A.-La ciencia en su Totalidad: Una visión personal.

Mi visión para crear entre todos una ciencia de la Totalidad, Transcendental, Holistica, Exoxiencia o Ciencia Natural que abarque y relacione todos los fenómenos de la Creación con el fin de dar no solo satisfacción a nuestras inquietudes intelectuales en cuanto a la búsqueda de la verdad respecto de la naturaleza de la realidad de la Creación, es que esa Ciencia sea destinada y totalmente útil a la humanidad en su tránsito por este mundo, en el que camina penosamente porque no se la ha dado las “instrucciones de uso” que se la deberían haber dado, bien porque estas hayan sido intencionadamente bloqueadas para que nuestro tránsito sea penoso y en beneficio de otras entidades inteligentes, o bien porque esas instrucciones se nos hayan dado psíquica o instintivamente, pero hayamos perdido la capacidad de interpretarlas. Se trata, pues, de una ciencia al servicio de la humanidad en vez de una ciencia al servicio de intereses que con bastante frecuencia no son los de la humanidad sino los de un poder que tiene sometida a la humanidad, y del cual tengo poderosos argumentos para comprender que este es, a su vez, un sometido, consciente o inconsciente de ello, a un exopoder, no solo extraño a los intereses de la humanidad sino usufructuario de la misma. He de añadir que también es perceptible la existencia de un exopoder benéfico a la humanidad, por lo que esa ciencia de la Totalidad debe hacer lo lo posible para ser usufructuaria de sus conocimientos y posibles beneficios para la humanidad. Por cierto, sé de un escrito publicado en la Academia de Ciencias de la antigua Unión Soviética que tenía por título “Diálogos con la Mente Cósmica”; si alguien pudiera encontrarlo y traducirlo…

El como afrontar esta ambiciosa operación, creo que debe estar basada en dos planteamientos : por un lado sentar principios para una nueva ciencia y por otro lado tratar de comprender los errores habidos en la ciencia oficial y la forma en que esta ha sido dirigida hacia ellos, al mismo tiempo que se aprovechan los datos sueltos que nos puedan ser útiles, pues la cantidad de estos es verdaderamente ingente. Se podría decir que tenemos a nuestro servicio un gratuito y colosal laboratorio mundial de investigaciones científicas, repleto de muy poderosas inteligencias especializadas en todos los campos científicos cuyos hallazgos se publican en las correspondientes publicaciones. Nuestro trabajo sería el de extraer piezas sueltas de ese colosal almacén y poderlas ir uniendo en un todo coherente al servicio de esa nueva ciencia, porque de la misma manera que almacenar materiales de construcción no es construir un edificio, almacenar datos científicos no es construir el edificio de la ciencia.

Para llevar a cabo esa fascinante labor solo hace falta actuar con impecabilidad en el proceso de búsqueda de la verdad, lo cual es para mi el fundamento incondicional de todo aquello que se atreva a llamarse ciencia. Fundamental para la impecabilidad es no bloquearse por exceso de precaución ni abrirse demasiado por exceso de credulidad. Por otra parte, para actuar con impecabilidad es necesario otro factor fundamental y es ser libre. Para mi son intelectualmente libres aquellos que no temen llegar al fin de sus pensamientos y deducciones.

El origen de los errores de la ciencia no hay que buscarlo en formas insuficientes de analizar, sino en una susbrepticia forma de actuar del Sistema. Es bien sabido por los buscadores de los fenómenos generados en la sociedad humana mundial que el Poder lo puede todo en todos los aspectos, porque está en todo, lo tiene todo y, si es preciso, arrasa con todo, porque ese tenerlo todo incluye también la falta de escrúpulos que sea necesaria. La definición mas aclaratoria del Sistema es que es a la vez el zorro y guardián del gallinero. Naturalmente, el verdadero Poder, el Poder oculto, siempre está disfrazado; no actúa nunca como tal Poder. Su fuerza reside, precisamente, en la ignorancia de su existencia por la masa. Así, pues, nunca actúa directamente; actúa a través de hilos que mueven marionetas que, en la mayoría de los casos, o no perciben quien está al extremo último de los hilos, o lo saben pero prefieren dejar las cosas como están. Lo que es visible y aparenta ser el Poder, no es mas que un empleado temporal del verdadero Poder.

Para mi la ciencia es la búsqueda de la verdad de los fenómenos de la naturaleza, mientras que la técnica, tecnología o ingeniería es la búsqueda de soluciones a problemas prácticos que se presentan a la humanidad y cuya motivación es méramente económica. La motivación de la ciencia no puede ser económica ya que es la búsqueda de la verdad por la verdad, y lo que esa búsqueda pueda después representar en el aspecto económico para la humanidad, no es el objetivo motivacional, ya que la ciencia es la búsqueda de la verdad por la verdad. La diferencia, pues, entre la ciencia y la técnica es parecida a la que pueda existir entre el humanitarista y el ágil o astuto comerciante.

En términos generales un científico es el que posee un título expedido por el Estado, pero la bata blanca solo hace científicos de título válidos para ocupar puestos de trabajo, pero en muchas ocasiones no lo son de vocación. Hay otros científicos vocacionales a los que no se les llama científicos, solo amantes de la ciencia, y estos si que lo son por vocación total. Hay campo de actuación para todos; unos calculan y otros no calculan pero piensan mucho y emplean datos de los que calculan, y en esto de pensar con paciencia y en profundidad la ciencia está muy necesitada. La humanidad ha dado grandes amantes de la ciencia que se han distinguido por su capacidad de pensar de forma independiente y muy valiosa, ya que su pensar no afecta a su puesto de trabajo. Goethe, el escritor, fue un maestro fundamental de pensadores de la ciencia; Gustave Le Bon, médico, fue la quinta esencia de la dedicación, precisión y apertura mental en la física; Velikovsky, médico, fue un adelantado y crítico en diversos aspectos de la ciencia con extraordinaria audiencia, y por eso fue muy criticado. Hay muchos ejemplos de eficientes colaboradores vocacionales. En realidad cientifico es aquel que trabaja con impecabilidad en el proceso de búsqueda de la verdad, y esto es algo con lo que se nace.

Si el inmenso potencial reunido de las mentes de los científicos actuase con plena libertad en la dirección natural de su deseo vocacional, generarían tales estructuras de conocimiento en la humanidad que anularían totalmente las posibilidades de existencia del citado Poder. Se le hace, pues, totalmente necesario a este, controlar o anular en gran medida ese potencial. Cuando surge alguna idea científica de gran poder aclaratorio, su interés se centra en disipar la posibilidad de que se convierta en un foco de atención, al tiempo que hace que la ciencia se vuelque en teorías que van a hacer a esta transitar por caminos espinosos, y ese continuo librarse de las espinas del camino mantienen altamente atareados a los científicos. Así se logran introducir hipótesis que pasan rápidamente a verdades supremas poco menos que intocables. Los contestatarios a estas terminan por ser olvidados o anulados de alguna forma, y las hipótesis citadas se implantan como las verdades fundamentales de una religión. Las sucesivas generaciones de científicos las aceptan como verdades intocables que ya han sido muy estudiadas, y no se les pasa por la imaginación analizar críticamente su veracidad, y si lo hicieran tendrían que cargar con el descrédito general respecto de su capacidad intelectual. Las cosas suceden exactamente igual que en el cuento de Andersen “El traje nuevo de Emperador”, que es el cuento mas importante escrito para personas mayores, ya que trata del problema de ser uno mismo, lo cual viene a ser la revolución pendiente de la humanidad. Yo, en este asunto, me siento identificado con el niño, y de esta forma es como voy a actuar con respecto a analizar los postulados básicos de la ciencia. Otras veces, lo que ya es sumamente normal, es enredar a la ciencia en temas sin interés alguno para la humanidad ni para los científicos, pero estos terminan siendo enredados, porque el Poder aparente es el que ordena y paga sus trabajos con el dinero de la sociedad. Esta es también una forma muy eficiente de que ese potencial científico no perjudique los intereses del Poder.

Por otra parte propongo un estudio nuevo de los fenómenos de la naturaleza en base a un estudio mediante frecuencias, ya que al ser estas el fundamento de la realidad permiten el estudio fácil de la misma, desde la naturaleza íntima de la materia hasta la naturaleza íntima de la enfermedad física y psíquica, así como de los viajes en el espacio y en el tiempo, como mostraré en su momento, y todo ello, además, con la posibilidad de enlazar en un todo coherente los fenómenos físicos de la materia, con los mentales y los espirituales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s